Cómo reconocer las primeras señales del trabajo de parto y las cosas claves para hacer en ese momento


El embarazo, si bien es una experiencia hermosa, también trae consigo muchas preocupaciones. Cómo se sentirá el parto, cuánto tiempo durará y cómo saber si realmente llegó el momento o solo es una falsa alarma son algunas de las preguntas por las que las futuras mamás perderán el sueño.

Para ayudar a los futuros padres a reconocer los signos del trabajo de parto a tiempo, en Genial.guru hemos preparado una lista de 8 signos a los cuales se debe prestar total atención.

Dejas de ganar peso, e incluso puedes experimentar una ligera pérdida de peso

Durante la última fase del embarazo, dejarás de ganar peso. Algunas mamás también experimentan una ligera pérdida de peso. Pero no hay de qué preocuparse, es totalmente normal, ni tú ni tu bebé experimentarán ningún efecto adverso, y tu bebé seguirá aumentando de peso normalmente.

Observa los cambios en el color y la consistencia del flujo vaginal

En los últimos días antes del parto, es posible que notes un aumento en el flujo vaginal. La descarga durante este período también será más viscosa de lo habitual. Esta secreción espesa y rosada se llama tapón mucoso y es un indicador de que el parto está próximo.

Es posible que experimentes cólicos similares a los del periodo menstrual

Las contracciones tempranas del parto se sienten como fuertes cólicos menstruales. Puedes experimentar dolor en la parte baja del abdomen, la parte baja de la espalda o en ambos lugares. Este dolor también puede extenderse hacia tus piernas.

Las contracciones se hacen más frecuentes y fuertes

Si tus contracciones son cada vez más seguidas y su intensidad tiende a aumentar con el tiempo a medida que avanza el trabajo de parto, es hora de llamar a tu médico o partera. Las contracciones son un signo temprano de parto activo. Se producen porque el útero se contrae en preparación para el momento que está esperando ansiosamente: para expulsar al bebé.

Sientes que el bebé está cayendo sobre la pelvis

Esta es especialmente para las madres primerizas. Las madres primerizas pueden sentir que el bebé cae sobre la pelvis. Normalmente ocurre de 2 a 4 semanas antes de que comience el trabajo de parto, pero puede variar. Debes consultar con tu médico después de sentir esta sensación. Esto sucede porque el bebé se está colocando en la posición de salida, idealmente con la cabeza hacia abajo.

En los nacimientos siguientes al primero, este sentimiento ocurre solo cuando estás realmente en trabajo de parto.

El dolor en la espalda baja es persistente

Podrías sentir dolor en la parte inferior de la espalda y la ingle a medida que se acerca el parto. Esto se debe a que los músculos responsables de dar a luz están cambiando y estirándose en preparación para el gran día.

Deseas ordenar tu casa y tenerla lista para la llegada del bebé

Muchas futuras mamás desarrollan un instinto de anidación a medida que se acerca el día del nacimiento. Si también sientes una necesidad imperiosa de limpiar tu hogar y organizar todo para dar la bienvenida al nuevo miembro de tu familia, podría estar acercándose al día tan esperado. Sin embargo, es posible que también te sientas muy cansada y te resulte difícil dormir durante los últimos días o semanas antes del nacimiento. Si este es el caso, asegúrate de informar a tu médico.

Tu cérvix comienza a dilatarse

Como preparación para el parto, el cuello uterino comienza a dilatarse unos días o semanas antes del parto. Pero recuerda que todas las personas avanzan hacia el nacimiento de manera diferente, por lo que es importante que tu médico o partera te haga un control periódico.

¿Qué hacer cuando comienza el trabajo de parto?

1- Continúa cambiando de posición: salir a caminar y mover las caderas hacia los lados ayuda. La clave es permanecer activa para que el bebé pueda descender y ejercer más presión sobre el cuello uterino y así ayudar a dilatarlo.
2- Asegúrate de comer bien y beber suficiente agua: comer antes de que comience el trabajo de parto te dará toda la energía que necesitas para sentirte bien y fuerte. No olvides llevar una botella de agua al hospital.
3- No te afanes: el parto, especialmente el primero, puede ser un proceso largo. Debes ir al hospital cuando tus contracciones se vuelvan demasiado seguidas o varias en un periodo de tiempo menor de 4 a 5 minutos.
4- No olvides tener lista tu maleta para el hospital: puedes ver el ejemplo de lo que deberías tener en tu maleta aquí.
Comparte este artículo con todas las mujeres embarazadas que conozcas. Y si has experimentado un embarazo, cuéntanos qué otros signos notaste antes del parto.


Like it? Share with your friends!

Pablo

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!