Se curó de cáncer avanzado en 2 meses sin usar quimioterapia, y su caso llena de esperanza al mundo


El diagnóstico de cáncer terminal es desesperanzador, pero un innovador tratamiento ha devuelto la esperanza a los médicos y, sobre todo, a los pacientes. Luego de formar parte de un estudio clínico experimental, Judy Perkins se curó de cáncer de mama sin someterse a quimioterapia, alentando a muchos con su historia.

Una batalla termina, otra comienza

En 2003, Judy Perkins, una ingeniera originaria de Nueva York, recibió una noticia inesperada: tenía cáncer de mama en una primera etapa. Al poco tiempo, se le practicó una mastectomía y regresó a su vida cotidiana. Sin embargo, en 2013, Judy descubrió que la enfermedad había regresado, en esa ocasión, en metástasis.

LAND!! Short break in Tavernier before paddling north to Key Largo. Yes, Bob bought me a Diet Coke.

Posted by Judy Perkins on Tuesday, March 14, 2017

Los médicos la sometieron a tratamientos comunes como quimioterapia y terapia hormonal, pero Judy no respondió bien a ellos. Nada estaba funcionando. Sin embargo, dos años después, la mujer tuvo un golpe de suerte. En una clase sobre inmunoterapia, conoció a Stephanie Goff, miembro del Instituto Nacional del Cáncer. Ella le comentó que estaba realizando ensayos clínicos de tratamientos pioneros basados en la inmunoterapia, y Judy se apuntó para recibirlos.

Lo que hicieron los doctores

Los doctores extrajeron algunas células inmunitarias del propio cuerpo de Judy y determinaron cuáles eran las que reconocían las células cancerígenas para luego atacarlas. Una vez identificadas, las llevaron al laboratorio. Las mantuvieron allí durante unos meses mientras las multiplicaban y fortalecían sus capacidades para atacar y eliminar con rapidez las células cancerígenas. Pasado ese tiempo, volvieron a ser inyectadas en el organismo de Judy.

Una mejoría sorprendente

pit stop in 10,000 Islands

Posted by Judy Perkins on Tuesday, March 14, 2017

Al inicio el tratamiento, Judy se sintió muy mal. Tenía fuertes dolores, su estómago estaba enfermo, sufría escalofríos y hasta fatiga. Pero nada de eso importó, más aún cuando la mujer se dio cuenta de que todo estaba funcionando. ’’Comencé a notar que el tumor que me pellizcaba el nervio en el brazo parecía causarme menos dolor’’, explicó. ’’Después de una semana o dos, ya casi había desaparecido’’. Lo mismo sucedió con el que tenía cerca del corazón. Este tratamiento funcionó y, en menos de 2 meses, Judy había recuperado su salud. Ella ha estado sana desde 2016.

La bata detrás del milagro

trying not to blow away…

Posted by Judy Perkins on Monday, February 6, 2017

El médico detrás de este decisivo tratamiento es el Dr. Steven Rosenberg, Jefe de Cirugía del Instituto Nacional del Cáncer, e investigador pionero en el campo de la inmunoterapia. “Creo que es el tratamiento más prometedor que se está explorando para resolver el problema de los cánceres metastásicos y los más comunes”, comenta. Y, aunque puede que no llegue a ser una solución para todos los pacientes con esta enfermedad, es un proyecto alentador para asegurar la salud de muchas personas.

¿En cuántos años crees que esta cura podría ser accesible a todos? ¿Conoces otros tratamientos diferentes a la quimioterapia que hayan mostrado buenos resultados? Cuéntanos en la sección de comentarios.


Like it? Share with your friends!

Pablo

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!